sábado, 14 de diciembre de 2013

Nino Bravo: ¡sigues vivo!

Nino Bravo es más que un cantante excepcional, pues la verdad es que son pocos los que tienen, no sólo su voz maravillosa sino ese sentimiento que trasciende el tiempo y que permite que cuarenta años después de muerto sus admiradores sigan comprando sus discos, cantando sus canciones y admirando a un ser humano que partió de este mundo en la flor de la juventud.


Más que un artista, Nino Bravo es casi una leyenda, pues el romanticismo de su voz sigue conquistando a nuevas generaciones, como si el tiempo no existiera, como si pudiera ver a su público y cantarle emocionado, con ese carisma que irradiaba siempre.
Yo sentía sus canciones en el alma cuando lo escuchaba, casi niña, y parecía que me transportaban a lugares remotos, donde sólo existía la dulzura de su voz. Ahora que ya soy abuela me sigue emocionando y sigo sintiendo la pena inmensa de saber que no está.


Una historia muy triste su muerte tan temprana, dejando a una viuda (María Amparo Martínez Gil, "Mary" para él) muy jovencita, una niña de poco más de un año y una por nacer. ¿El amor con su esposa tal vez fue el motor de semejante sentimiento en cada canción? Es una posibilidad para nada fantasiosa. ¿Puede haber mayor estímulo que un profundo amor? No lo sé... pero escuchar canciones como "¿Te acuerdas, María?", "Noelia", "Perdona", "Páginas amarillas", entre otras, parece gritarnos un romanticismo que no es común ni se ha vuelto a escuchar en alguien con la voz prodigiosa que tenía Nino.

Hasta donde sabemos, su esposa ha guardado su memoria por toda una vida, dedicada a sacar adelante a sus hijas, no se volvió a casar ni a tener otra pareja, y habla de su amor profundo por su marido como si él se hubiera ido ayer. En las entrevistas que a veces ha dado (no le gusta el mundo de la farándula y se mantiene tan alejada como le es posible) habla de la relación con Nino con ternura, con esa complicidad de pareja joven, con esa dulzura de quien se sabe correspondido. Un amor eterno para una joven pareja.

¡Y es que Nino Bravo tenía tan sólo 28 años! Según escriben algunos periodistas de aquel tiempo, como es el caso de Manuel Román, su fama no era lo que fue después, configurando un caso típico del artista que no vivió lo suficiente para ver su posterior gloria. Según escribe, "en el momento de su trágica desaparición no era el ídolo que luego se acabó mitificado, sino simplemente un intérprete popular, con cuatro álbumes grabados y un total de medio centenar de canciones tan sólo. Lo entrevisté varias veces; lo escuché en directo unas cuantas y, ante los aplausos del público en solicitud de bises, se veía obligado a repetir (porque le faltaba repertorio) "Te quiero, te quiero", que era su pieza más conocida". 

Valenciano, y contemporáneo en el escenario con Raphael, Joan Manuel Serrat, Julio Iglesias y Camilo Sesto, que llevaban la delantera en el estrellato, este hombre atractivo y tímido sólo quería cantar, y paradójicamente su fama creció hasta el infinito tras su desaparición iniciándose una continua labor de
reedición de sus mejores canciones, como "Te quiero, te quiero" (posiblemente la primera canción romántica que me hizo soñar), "Esa será mi casa" (pareciera una prmonición... muy triste...), "Como todos", "Un beso y una flor", "Mi gran amor" (¿hay canción más linda que ésta cuando él la interpreta?), "América" (que saldría al encuentro del público en un álbum póstumo) y,  por supuesto, "Libre", que narra la muerte trágica del primer alemán  (Peter Fechter) que la historia registra como víctima de la guerra fría, al tratar de escapar del sector Oriental al Occidental de Alemania, cruzando el muro de Berlín, en 1962. Fue descubierto por soldados orientales que le dispararon dejándolo tendido en el corredor entre ambos sectores del muro, sin que nadie lo ayudara, ni de uno ni de otro lado, durante casi una hora, desangrándose hasta morir. ¿Por qué escogería esa canción de José Luis Armenteros y Pablo Herreros, cuya interpretación por Nino Bravo ha superado largamente el arte de sus compositores? Algunos hablan de una poco conocida vocación social, otros lo relacionan sólo con su sensibilidad humana y su calidad de persona. No lo sabremos nunca, en realidad, sin embargo muchas de sus canciones no sólo hablan de un amor puro e intenso sino de valores y principios, sino escuchemos "Hoy soy feliz", o la canción que permaneció inédita por muchos años, "Sin darte cuenta", e incluso, la mismísima "América".

El hecho es que Nino Bravo ocupará por siempre un lugar privilegiado en mi corazón y en de millones de fans, muchas de las cuales lo han conocido después de fallecido, sin que eso reste un ápice en el cariño y la admiración, que escucharán, como yo ahora, sus canciones una y otra vez, sintiendo en el alma ese no sé qué que sólo él sabía despertar con el espíritu que ponía en su voz. Como dijo en un programa de TV Emilio Sancho, su primo, "él era un cantante genial, pero lo mejor es que como persona era todavía mejor persona, más genial". 

En su sitio web oficial, se lee: "Si de algo hizo gala Nino Bravo en sus intensos años de carrera artística, fue de valencianía. Siempre se negó a fijar su residencia en Madrid y abandonar su querida Valencia, a pesar de que ello supondría luchar más para alcanzar el éxito. Uno de sus sueños fue la creación de “Julio Verne”, una sala de fiestas en Valencia que constituyera una plataforma para dar a conocer a los artistas autóctonos. Su compromiso con los cantantes valencianos también se ponía de manifiesto cuando hablaba de fundar un estudio de grabación en Valencia para que los artistas de la tierra no tuvieran que trasladarse a la capital del país. Nino Bravo siempre pensaba en ayudar a los demás". 

Acudiendo a buena fuente, su viuda, al preguntarle un periodista "¿Cómo describirías a Luis Manuel Ferri?" contesta: "Ante todo, era un hombre generoso, con unas tremendas ganas de vivir, con una fuerza interior increíble. No le daba miedo casi nada. Era muy seguro de sí mismo, aunque como cantante era más seguro que como persona.  Sobre todo, era muy amigo de sus amigos, ayudaba a todo el mundo que podía. Era especial, estaba hecho de otra pasta". Y así ha debido ser, no sólo porque lo dicen todos quienes lo conocieron, sino porque su permanencia en la memoria de la gente y en las nuevas generaciones no es producto de una casualidad ni de una campaña mediática o "star system": es cariño puro y espontáneo que sólo unos pocos privilegiados saben ganarse, como él lo ha hecho.

Anécdota
De hecho, en uno de los muchos foros abiertos por sus fans, se lee lo siguiente: "amigos, tuve el privilegio de estar con Juan Carlos Calderón, Pablo Herrero y Jose Luis Armenteros. La verdad es que estar hablando con ellos fue impresionante. Me quedo con anecdotas que me contó Pablo Herrero y J.L Armenteros. Lo primero que les felicite y que eran unos genios con las canciones Libre, Un beso...etc, posterior les dije "que putada de canción le hicisteis a Nino Bravo con Aquel Atardecer" en plan de broma .... la respuesta de ellos: "a Nino le gustaban los retos, lo difícil y esta canción la grabó como si nada y nos dejó alucinados porque es muy difícil de cantar. Cuando Nino se metia en una habitación para grabar, muchas veces tenían que avisarle, con un gesto de bajar los brazos porque la aguja que controla la potencia se iba a la zona más alta roja y podía reventarla... Antiguamente, igual que ahora, las grabaciones se hacen por trozos que luego empalman. a Nino le gustaba cantarla entera..." Me dijeron que era una gozada trabajar con él. Con Nino hicierón otro tipo de música donde lo bordaba. El tema de Libre, lo pensarón porque a Nino en la epoca de Dictadura le gustaba todo lo que sonaba a libertad..."

La verdad es que 40 años después Nino Bravo sigue siendo un boom, si no piense en el movimiento mediático que posee su nombre en las búsquedas que se realizan en el ciberespacio. Según una noticia de EFE, publicada en lainformación.com en abril de este año, en Twitter "hay varios perfiles de homenaje a Nino Bravo y de clubes de "fans", aunque la guinda se la llevan los cientos de vídeos enlazados a diario desde YouTube, que a su vez suelen ser retuiteados y comentados.Y es que este portal de vídeos es el gran guardián audiovisual del legado del cantante: ofrece 37.300 resultados relacionados con su nombre y "Un beso y una flor", por ejemplo, se ha reproducido 7,1 millones de veces desde que un chileno lo subió hace seis años."Noelia" acapara 4,6 millones de visionados y "Libre" ronda los tres millones. Evidentemente, también hay vídeos para cantarlas en karaoke.En cuanto a Spotify, el perfil dedicado al autor, también, de "Cartas amarillas", "Mi tierra" o "Esa será mi casa", reúne ya a 16.300 seguidores". Eso es calidad (de su parte) y cariño y admiración genuinos de parte de sus seguidores.

El Museo de Nino
Quienes viven en España tienen el privilegio de poder visitar el Museo de Nino Bravo, uno de los pocos artistas en el mundo que tiene un museo dedicado íntegramente a su memoria, el que cobija más de medio millar de objetos entre fotos, trajes, vídeos, etc. Ubicado en el pueblo Ayelo de Malferit, (Valencia), en el que nació Luis Manuel Ferri Llopis, nombre real de Nino Bravo,  fue inaugurado en el 2006 gracias a los aportes de objetos cedidos por la familia, los fans y amigos de artista, como carteles de sus shows, trajes artísticos, fotografías, videos, etc. Quienes piensan visitar Valencia, no pueden dejar de conocer este museo, considerado por sus fundadores un espacio dedicado a  "mantener viva la memoria de uno de los cantantes más universales y queridos del panorama musical de habla hispana", que permite poner un granito de arena para devolver a los miles de fans un poco del cariño que siguen, año a año, dedicándole a Nino, el artista, y Luis Manuel, el hombre.

¿Presentimiento?
Algo que me impacta en alguna medida es la idea de que varias de sus canciones hablan de "cuando yo no esté", cosa que no encuentro en la discografía de otros cantantes. ¿Será posible que hubiera algo de predestinación en su desparición tan temprana? Me dirán: "él no era el compositor", y es cierto, pero me pregunto ¿quién más ha cantado esas canciones? No lo sé, entiendo que es un tema muy discutible, controversial incluso, pero no dejo de pesarlo cuando escucho:

"Esa será mi casa cuando me vaya yo;
esa será mi casa cuando te diga adiós" ("Esa será mi casa").

"Si tu escuchas mi voz, mis palabras de amor y no estoy a tu lado
no te asustes mi amor, te lo voy a explicar ,no te asustes mi amor
Es el viento que te habla, que acaricia tu corazón,
es el viento que te pesa, es el viento que soy yo" ("Es el viento")

"Tendré que andar entre luces y sombras recorriendo el camino que el destino me señalo
pero cuando en mis brazos sientas mi calor no habrá nadie que te aparte de mi gran amor
Más sé que hoy sólo vives soñando y he de estar esperando
para darte mi corazón" (Para darte mi corazón")

Soñé que volvía a amanecer, soñé con otoños ya lejanos.
Mi luz se ha apagado, mi noche ha llegado;
busqué tu mirada y no la hallé. ("Páginas amarillas")

Sea como sea, Nino está y no está, si lo quieres y guardo su música y su sentimiento en mi corazón, quedará siempre conmigo. ¿Cierto?

A quienes compartan mi especial afecto por este artista maravilloso, les dejo tres videos, a cuál mejor. En el tercero hay una entrevista donde lo podemos ver fuera del escenario. A ellos sumaré un video de homenaje con una canción  con letra y música de Juan Carlos Calderón y grabada en 1997: "Dicen". participaron en su grabación Eva Ferri (su hija), Marcos Llunas (hijo de Dyango), Sandra Morey (hija de Jaime Morey), Mocedades, Mª Conchita Alonso, entre otros.

40 años después, queridísimo Nino Bravo, estás vivo como nunca.
In memoriam para ti.











Más info en:

1 comentario:

  1. tus canciones siempre van a estar en el corazón de todas las personas... saludos desde Perú,

    ResponderEliminar

¡Quiero saber tu opinión!
Date un minuto y comparte tus ideas aquí...