lunes, 21 de noviembre de 2016

El ácido hialurónico: mitos y realidades

Las mujeres siempre andamos a la búsqueda de recetas que nos ayuden a combatir el envejecimiento, especialmente cuando debemos contraatacar las consecuencias que la edad y la menopausia trae consigo (flacidez, arrugas, falta de vitalidad en la piel, mala circulación, resequedad vaginal, etc.). Afortunadamente no a todas les sucede lo mismo, a unas más, a otras menos, pero si a ti te afecta en alguna medida... sigue leyendo.
Una de las sustancias más populares, por su alta efectividad y casi nulos efectos contrarios, es el ultrafamoso ácido hialurónico, una sustancia que es parte de  nuestro organismo (está presente en numerosos tejidos y órganos, como los cartílagos o la piel), y que vamos perdiendo con el paso de los años, lo que provoca pérdida de volumen y firmeza en nuestra piel, especialmente en el rostro, y la aparición de las odiosas arrugas.
El ácido hialurónico suele ser cristalino y pegajoso (en su forma natural en el cuerpo y en su forma sintética), y entre sus propiedades está el poder aumentar su tamaño mil veces al recibir agua, lo que le da un gran poder de rehidratación de tejidos.

En tratamientos estéticos facilita regenerar el colágeno y la estructura de la piel, y en medicina regenerativa reduce el dolor y mejora la función de las articulaciones.
En algunas presentaciones se ve encuentra en polvo, pudiendo ser encapsulado.
Lo vital es que cuando el cuerpo va perdiendo esta sustancia, podemos recuperarla de vuelta a nuestros tejidos y así aprovechar su capacidad para retener agua, hidratando la piel desde dentro, mejorando su apariencia y su tonicidad, ya que está demostrado que un cosmético con ácido hialurónico aporta mayor elasticidad a la piel que uno basado en el colágeno.
Un dato curioso: Aunque esté en su mejor momento, dado el desarrollo de la tecnología actual, esta sustancia no es un descubrimiento reciente, pues se lo debemos al descubrimiento de Karl Meyer, en los años 30, por lo tanto no es una auténtica "novedad".

¿Cuáles son sus beneficios?
  1. Uno de los efectos al tener un nivel adecuado de ácido hialurónico en la piel, es la hidratación, ya que colabora con la retención del agua en las células.
  2. Adicionalmente tenemos que el ácido hialurónico es vital para la división y la renovación celular, la que promueve de forma natural, ayudando a  producir una piel más tersa y joven. 
  3. En el caso de los cartílagos de las articulaciones, esta sustancia tiene un rol protagónico, contribuyendo a la reparación de los tejidos.
  4. Por su capacidad de eliminar radicales libres, nos ayuda a mantener la piel en mejores condiciones respecto al daño de los rayos UV.
¿Cómo podemos usarlo?
Si bien el ácido hialurónico puede aportar grandes beneficios a la persona, tanto funcionales como estéticos, no es una sustancia mágica ni puede impedir el paso de los años ni el proceso de envejecimiento, aunque sí pueda ayudarnos a disminuir sus consecuencias negativas. Mientras más directa sea la forma de aplicación, mayor el poder para regenerar las células y aportarles una adecuada hidratación. Es importante tener presente que si bien es de gran ayuda en la cosmética, se usa también en la medicina regenerativa, especialmente para tratar deficiencia de cartílago en las articulaciones.
Lo importante es conocer las diversas opciones que tenemos hoy a nuestro alcance.


  • El ácido hialurónico puede ser utilizado mediante consumo oral (en cápsulas), por vía externa (cremas y geles) y de forma directa (inyecciones del producto, sólo o con algún aditivo). No son caras y con el consumo prolongado se obtienen grandes beneficios.
  • En el caso de los tratamientos de belleza, podemos usar productos que contengan una mayor o menor concentración de ácido hialurónico (busca que tengan alto y bajo peso molecular), como cremas o geles, para aplicación específica (contorno de ojos, contorno de labios, etc.) o para un uso de mayor cobertura (cremas hidratantes o nutritivas de día y de noche). 
  • Si el caso es de mayor necesidad, puedes optar por un serum, que te brindará una mayor concentración del preparado y beneficios que serán visibles en menor tiempo. Generalmente incluyen vitamina C y otras sustancias que complementan el poder del ácido hialurónico.
  • También hay en el mercado presentaciones de ácido hialurónico 100% puro, que ofrecen una mayor hidratación y una regeneración de las células de la piel mucho más rápida. Sentirás su efecto tensor casi de inmediato y será visible la mejora en la apariencia de la piel, pasado sólo unos minutos. Con la aplicación diaria, el efecto será más profundo y duradero. 
  • El ácido hialurónico puro deberá estar 100% libre de aceite, sin fragancias, colorantes o aditivos de cualquier tipo.
  • Las infiltraciones del producto (en labios, contorno de ojos o labios, y en arrugas o surcos faciales, así como en articulaciones) deben realizarse por especialistas profesionales calificados, que usen productos confiables y genuinos. En los labios, el ácido hialurónico puro se emplea como implante de relleno, para aumentar el volumen de los mismos y tiene un efecto más duradero y  positivo que el botox. 
Cómo tomar las cápsulas de ácido hialurónico?
El ácido hialurónico en cápsulas o comprimidos no requieren receta médica y se toman 1 o 2 cápsulas al día.
Funcionan muy bien para enfermedades como la artritis y osteoporosis, ayuda a mantener el nivel de cartílago  y evita el deterioro a largo plazo del tejido articular.

¿Existe alguna contraindicación para el uso o consumo del ácido hialurónico?
En general se considera una sustancia bastante segura e inofensiva para el organismo, pero como con cualquier fármaco debe usarse con prudencia y de acuerdo a las indicaciones del fabricante.

Serums, cremas o geles:
  • Algunas personas con alto nivel de sensibilidad en la piel, pueden tener una reacción leve de tipo alérgico al ácido hialurónico o alguno de los ingredientes del producto) pero es algo muy poco frecuente. Como con cualquier otro producto, debe suspenderse el uso en cuanto se note la reacción, y consultar al médico.
Cápsulas o comprimidos:
  • Es posible un efecto mayor debido a que el consumo es mayor e ingresa al flujo sanguíneo, aunque se trata de reacciones muy extrañas y poco frecuentes. 
Infiltraciones:
En la aplicación directa mediante inyecciones de ácido hialurónico, para rellenos estéticos o tratamientos de fisioterapia en articulaciones, posibles efectos secundarios serían:
  • Hipersensibilidad en la parte y alrededor de la zona de la piel tratada.
  • Picores y molestias focalizadas en el sitio en donde se ha aplicado el producto.
  • Inflamación en la zona.
  • Irritación o enrojecimiento de la zona tratada. 
  • Dolor, hinchazón y rigidez transitoria localizada en la articulación en la que se ha inyectado gel.
  • Las reacciones adversas duran aproximadamente 2 días hasta desaparecer por completo. 
Precauciones generales
  • Todo complemento de salud que no sea de uso común, debe ser autorizado por un médico. 
  • Siempre es importante de leer y comprender todo al respecto del producto a usar. 
  • Aunque es considerado una sustancia muy segura, no hay estudios concluyentes sobre el consumo por vía oral durante el embarazo, por lo que no se recomienda. Si se trata de un procedimiento médico (regeneración de articulaciones, etc.)   se puede usar en inyecciones localizadas.
  • Por el mismo motivo, no está recomendado para mujeres en periodo de lactancia. 
  • Si se es una persona muy alérgica, hacer una prueba con una zona pequeña de piel hasta comprobar que no haya reacción adversa (12-24 horas). 
  • Para rellenos mediante inyecciones, sea por motivos estéticos o de fisioterapia, acudir con profesionales capacitados y bajo la supervisión de su especialista.

1 comentario:

  1. Muchas gracias me lo pusé el año pasado y los resultados fueron muy notables, este año quiero volver a ponermelo de nuevo pero cambie de domicilio tengo que encontrar una buena clínica que me de confianza.

    ResponderEliminar

¡Quiero saber tu opinión!
Date un minuto y comparte tus ideas aquí...